jueves, 1 de noviembre de 2007

Flipada nº 11 (y flipé de verdad)

Hace ya unos años, trabajaba yo en una empresa ubicada en un pueblo cercano. Cierto día estaba cerca de la puerta de entrada a las oficinas, que daba a la calle en planta baja y tenía amplios ventanales, de modo que se veía a todo aquel que pasaba.

Pues eso, cierto día me quedé mirando a un tipo que pasaba por delante la puerta, y tenía un aspecto muy difícil de describir: gorrita tipo baseball, gafas de unos cientos de dioptrías (como esas que se usan en los disfraces para parecer muy miope, que te hacen los ojos muy pequeños, redondas y todo), un atuendo tipo película de Jaimito, con pantalones que le quedaban un palmo más arriba del tobillo … vamos, que parecía un personaje escapado de un Comic Underground.

El hombre caminaba más bien despacio, por lo que me dio tiempo a ver detalles de su aspecto que produjeron en mi un creciente asombro, así como de su forma de moverse que era casi tan extraña como su apariencia. La escena duró unos quince segundos, tras los cuales el individuo salió del campo de visión.

La cosa no habría pasado de una anécdota para comentar su aspecto, cuando unos treinta segundos después, volvió a pasar de la misma forma y en la misma dirección y sentido que antes. Debo aclarar que la manzana de casas en la que se encontraba la empresa podía fácilmente abarcar un perímetro de quinientos metros, tal vez más. Yo no sabía cómo asimilar el fenómeno, sin recurrir al salto al hiperespacio, pero tampoco servía, pues el tipo no viajaba en un platillo volante y por su forma de andar dudo que pudiera saltar más allá de un metro.

Recuerdo que era media tarde y que empecé a intentar recordar qué es lo que había bebido a mediodía con la comida … agua mineral. Algo estaba fallando. No sé si me consolaba que el Sanatorio Psiquiátrico Provincial se encontrase a poco más de un kilómetro de donde yo trabajaba.

Una vez pasado el amago de catatonia que me dio, terminé de hacer un trabajo en la oficina, lo que me llevó unos cinco minutos. En esto que el tipo volvió a pasar, esta vez en sentido contrario y más o menos al mismo ritmo … como ya no sabía qué pensar, pues eso, no pensé nada. Pero es que quince segundos después ¡VOLVIÓ A PASAR CAMINANDO EN EL MISMO SENTIDO QUE HACÍA UN MOMENTO!

Yo ya estaba rayando la desesperación, cuando apareció el contable que llevaba muchos años en la empresa y no tuve más remedio que relatarle lo del fulano con pinta de Jaimito surrealista. El contable, casi sin levantar la vista de sus papeles, me dijo: “Ah, sí. Son dos gemelos que viven en el psiquiátrico de aquí al lado. Siempre van vestidos iguales y hacen los mismos gestos”.

Con Dios.

40 comentarios:

MonikaMDQ dijo...

"No sé si me consolaba que el Sanatorio Psiquiátrico Provincial se encontrase a poco más de un kilómetro de donde yo trabajaba" jajajaJaja ....
Claro!yo tambien hubiera pensando que estaba rayándome o por supuesto hubiera tratado de recapitular que había sido lo último bebido! ¿a quien se le iba a ocurrir pensar que eran dos!? jajaja que bárbaro... como me reí...
Hasta me imaginé al tipejo(no conozco al jaimito que mencionaste) asique lo pensé con aspecto del personaje de "y dónde está wally", en vez de gorrita de baseball con gorrito de pompón
besotes :D

elvira carvalho dijo...

Amigo penso que eu também pensaria alguma coisa estapafúrdia, menos no que tinha bebido porque sou abstémia.
Imagine que eram 4 gemeos e que passavam com um intervalo menor anda...eheheh...
Um abraço

Pablo dijo...

¡Hombre! yo me hubiera revisado los bolsillos a ver si estaba consumiendo alguna sustancia rara ja ja ja
buena entrada si señor
saludos a la barra

ateneaniké dijo...

jajajaja me encantó!!
Besos buen fin de semana!!

TheJab dijo...

Si es difícil encontrar uno solo de esos 'ejemplares' ¡¡¡ya me los imagino de a dos!!!

Poliss dijo...

Jajajaja, parece salido de una pelicula de terror!
Los gemelos de al lado!
Podria ser no?
Je, que miedo, mira si aparecen por aca!
Saludos

lauruguacha dijo...

Jajaja! Me encantó!

Bugman dijo...

Estupendo, merecería ser un sketch de TV.

Donbeto dijo...

Cosas veredes que faran fablar delirantemente
La realidad enseña a la fantasía
¡Que historia, Capitán!

APÁTRIDA dijo...

Agora, xa empezo a entender certos comportamentos humáns. O mundo é un enorme Psiquiátrico donde entran e saen centos de xemelgos que visten igoal é fan os mesmos xestos, malia que eles non o soubesen.
Xa me cadran as cousas.
Unha aperta

Garfio dijo...

Monika: pues muy acertado lo de Wally. Lo único que los tipos llevaban un bigotito y eso, la gorrita.

Elvira: si llegan a ser cuatro, creo que me hubiera ido a vivir con ellos.

Pablo: pues no consumo yo sustancias raras, pero ante la imposibilidad que se me estaba planteando de que lo visto fuese real, tal vez me tendría que haber planteado si me habían echado algo en el café.

Atenea: besos igualmente. Me alegro que le haya gustado.

TheJab: pues eso es lo que me pasó a mi. No se me ocurrió que hubiese dos repetidos.

Poliss: no, no. Una vez que ya llevaba más tiempo en la empresa y ya me los había encontrado varias veces por la calle, eran bastante simpáticos. Siempre saludaban y después decían "dame un cigarro para mi otro para mi hermano". Lo único que por lo visto no soportaban era que les silbasen (y esto es rigurosamente cierto).

Laurugacha: me alegro. Saludos.

Bugman: pues yo creo que sí. De hecho he visto algún programa de cámara oculta que tenía un sketch parecido.

Donbeto: y usted que lo diga. No se me ocurrió pensar en que hubiese dos.

Garfio dijo...

Apátrida: benvido a bordo. Me temo que, en efecto, la anécdota es extrapolable a algunas realidades mucho menos anecdóticas.

Gon dijo...

Menuda rayada no?? Jeje

La verdad es que tenía pinta de ser algo así, pero en el momento supongo que no se te ocurre

Saludetes ;)

esteban lob dijo...

Menos mal, estimado Garfio, que no hay sextillizos cerca.

Saludos.

Garfio dijo...

Gon: bienvenido a bordo. Le aseguro que por más obvio que me pareció cuando me explicaron el fenómeno, en el momento no se pasó por la cabeza. Sobre todo teniendo en cuenta el aspecto de los gemelos.

Esteban: menos mal, porque si se me llega a plantear un desfile, yo creo que me voy a admisión del psiquiátrico a pedir hora.

Evinchi dijo...

Jajjajajajja, jajajajjajaja...¡Vaya par de gemelos!. jajjajajjaja.

Ay madre, el pobre garfio creyendo que veía doble al Federrico ese del chavo del 8.

Un besito, ésta si que es una gran flipada.

Pepe dijo...

Menos mal que alguien le aclaró la situación, porque seguramente la visita al psiquiátrico hubiese sido imprescindible.
Me he reído a raudales.

*¤*@ndrea*¤* dijo...

la verdad que al leerte pense seguro estaba soñando... siempre pasan esas cosas que lo hacen pensar a uno si ta medio loco o tomo algo... que tranquilidad cuando te dijeron que eran dos jajajaja la verdad este relato que contaste me atrapo!
besos muy bueno tu blog

mar dijo...

Te imagino con esa cara de asombro..jaja, te aseguro que si a mi me hubiera pasado voy directa al psiquiatrico sin preguntar..
Un besito.Mar

El vulcano dijo...

Esta película ya la he visto: "Los gemelos golpean dos veces", ja,ja,ja....Me reido muchisimo, de verdad, es muy buena la anécdota. Para que luego digan que si ves doble es que te has pasado con las cervezas....pues no. Un saludo.

Victor dijo...

Muy divertida, sus relatos son de lo más fascinante, como diria nuestro común amigo, Vulcano. Gracias por ayudarnos el sabado con nuestras pequeñas dudas...Un cordial saludo.

Angie dijo...

jajaja.. menuda cara se te debió qeudar en ambas ocasiones. cuando los viste pasar por la ventana, y cuando tu compañero te dio la explicacion a tus visiones... jajaja! Muy buena la anécdota, Garfio!

Garfio dijo...

Evinchi: efectivamente, el aspecto del personaje podría encajar en la serie del Chavo.

Pepe: ya digo, no sabía cómo darle explicación.

Andrea: bienvenida a bordo. Fíjese que el título de la entrada se llama flipada nº 11 y es la etiqueta que más se repite en mis artículos, de modo que no es extraño que lo primero que pensase es que me estaba yendo de la cabeza.

Mar: yo tenía el psiquiátrico cerca, de modo que tras la segunda "pasada" de los gemelos, era una opción que ganaba enteros por momentos.

Vulcano: imagínese que fuese pasado de cervezas cuando me sucedió el caso y LO VEO TODO DOBLE. No me libra del ingreso ni San Pedro.

Víctor: gracias a usted por sus visitas. Me alegro que le fascinen mis flipadas, como diría nuestro común amigo.

Angie: pues sí. No había cámara que inmortalizase la situación, pero debía tener una cara de giliflautas impresionante. Y el otro me lo explica tan tranquilo ... tan normal.

TheJab dijo...

Capitán Garfio:
Esta vez no hay premio, pero le he dejado algo en mi blog...

TheJab dijo...

Capitán Garfio:
Esta vez no hay premio, pero le he dejado algo en mi blog...

Patri dijo...

Jajajajajajajajaja.... ¡¡¡¡qué buenooooooo!!!! Me puedo imaginar tu cara. o_-

Anda que lo que no te pase a ti...

Besotessssssssssssssss

Patri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Señor de las Anecdotas (pero sin elfos) dijo...

yo opino como el resto mi querido capitan. esto es indudablemnbte para la pantalla sino grande la chica. pero la pantalla en fin.

Disculpe que no lo visitara mi Capitan, pero es que mi barco hacia agua y ni mis blog mantenia. pero hoy he regresado a la blogsfera y ya actualice uno de ellos.
Su fiel subordinado, el Señor.

Gentleman dijo...

2 X 1 como para terminar el resto de los dias con ellos si no se aclaraba!
saluods

Garfio dijo...

TheJab: ya le he dejado comentario en su bló. Gracias por si mención.

Patri: pues eso es lo malo, que yo también me puedo imaginar mi cara.

Señor: bienvenido de vuelta. No nos deje usted tanto tiempo abandonados.

Gentleman: por poco, por poco ...

Angie dijo...

buenas, capitan! hay algo para ti en mi ultimo articulo, pasate cuando puedas. besos

Pau dijo...

Regresé al mundo blogger, después de una larga ausencia y me encuentro con un post que me tuvo intrigada y al final casi lloraba de la risa... muchas gracias

ateneaniké dijo...

Pasaba por aca.
Te dejo un beso

Garfio dijo...

Angie: voy pa'llá.

Pau: bueno, el caso es que ha regresado, de lo cual me alegro. También me alegro de que le gustase. Saludos.

Atenea: gracias por su visita.

elvira carvalho dijo...

Vim só desejar um feliz dia de S. Martinho, com muita castanha e pouco vinho...
Também teem em Espanha a tradição dos magustos de S. Martinho?
Dia feliz
Um abraço

lauruguacha dijo...

Garfio: Le cuento lo que me sucedió y recordé su anécdota: llamé telefónicamente a la oficina de la Dirección General Impositiva y me atendió alguien balbuceando, corté pensando que me había equivocado y volví a marcar para sentir la misma voz y ahí recordé que uno de los funcionarios es discapacitado mental y que trabaja allí amparado en una ley pero el tema es que no sirve para ninguna función y generalmente se lo ve caminando por la ciudad porque lo mandaran al super o al kiosco. ¡Pero no lo pueden poner para atender el teléfono de consulta en una repartición que recauda impuestos y que si nos equivocamos nos mata con las multas y recargos!

Garfio dijo...

Elvira: gracias por sus deseos e igualmente para usted. No le sé decir si la celebración existe también aquí. Supongo que sí ya que en España, hay muchas tradiciones diferentes, según su ubicación geográfica.

Lauruguacha: la verdad es que hay que integrar a los discapacitados para que sean lo más autosuficientes posible, pero claro, en un puesto donde realmente puedan ejercer una labor válida. Es un tema muy espinoso por estas aguas, ya que cuando alguien plantea la cuestión, siempre salen voces que le acusan de discriminar. Yo creo que no es eso. De hecho creo que ubicar a un discapacitado en un puesto que no es adecuado a sus condiciones es atentar contra su dignidad, pues en muchas ocasiones ellos mismos se dan cuenta de que tienen problemas. En fin, ya digo, un tema muy espinoso.

Queen dijo...

que alivio
yo creo que yo me hubiera desmayado

Garfio dijo...

Queen: desmayarme, no, pero le aseguro que un mareo imponente sí que me entró.

LoisArt dijo...

Jeje. Buen relato, la verdad me vino bien. Gracias por arrancarme un sonrisa!
Saludos

Radio La Ortiga