martes, 3 de julio de 2007

Naturaleza Viva (Episodio 1)

Hay un spot publicitario que nos indica que “la naturaleza es sabia, pero no tanto”, casi nunca presto atención a este tipo de reclamos, pero la otra noche me acordé de éste y eso ha dado a luz el primer episodio de una serie en la que les contaré errores de la Madre Naturaleza.

Estaba yo tranquilamente de charla con Morfeo, cuando, de pronto, sentí un picor extraordinario en el brazo, que hizo que Morfeo se fuese a hacer puñetas y yo me despertase de mi apacible sueño. Encendí la lamparita de la mesilla de noche (en Nunca Jamás ya tenemos suministro eléctrico) y comprobé que había sido salvajemente atacado por un mosquito y tenía un grano del tamaño de un garbanzo. Digo yo: si el mosquito necesita su microgramo de mi sangre y sin pedir permiso, la toma ¿por qué encima me tiene que dejar el recuerdo de su visita?

Si la Madre Naturaleza hubiera pensado en ello, yo no me habría dado cuenta del hurto y el mosquito y yo nos habríamos ahorrado el episodio que siguió. Porque claro, la Madre Naturaleza, sí que pensó en las posibles represalias y diseñó al insecto prácticamente invisible o, en todo caso, muy difícil de localizar a las tantas de la madrugada, medio zombie y con un picor casi tan grande como la mala leche generada por el mismo.

Ahí me tienen a mi escudriñando minuciosamente cada rincón de mi dormitorio y ¡que si quieres! El caso es que es prácticamente invisible, pero no inaudible, es decir, SABES QUE ESTÁ AHÍ porque lo oyes y sabes que volverá a hacerlo. En uno de mis barridos visuales lo localicé, sabiamente camuflado como formando parte de una de las aristas de mi cama (luego digan lo de “cerebro de mosquito”, digan). Con un movimiento raudo y certero, que me sorprendió gratamente habida cuenta de mi "forma física" me abalancé sobre él y … ññññññiiiiiiiiiiiiii … ¡Seguía vivo el condenado insecto!

Fracasadas las armas convecionales, pasé a la guerra química, colocando un aparatito de esos eléctricos matabichos, que tardan en actuar un buen rato. El caso es que entre unas cosas y otras, estuve despierto lo menos una hora hasta que olor del aparatito en cuestión, me indicó que si a mi me estaba mareando, el mosquito debía estar recibiendo los sacramentos e intenté reiniciar mi conversación con Morfeo, donde la había dejado. Apenas lo hube conseguido, actuó el peor enemigo del ser humano: el despertador.

Moraleja: si la Madre Naturaleza no hubiese dispuesto que la picadura de un mosquito causase esos granos tan molestos, nada de esto sucedería, el mosquito podría seguir ejerciendo su labor vampiresca y yo a lo mío con Morfeo.

Con Dios.

25 comentarios:

Angie dijo...

y con las lluvias son peores... te compadezco, hace poco tuve 6 piquetes de mosco en un sólo brazo y ya me lo quería cortar de la comezón... y lo peor era el sonidito, argh!!

Dios dijo...

mmmm yo me he rendido ante tales enemigos y como no pude vencerlos...
ahora compartimos con unos mosquitos unas manos de poker que son el deleite mis sabados por la noche. el problema es que se emborrachan rapidamente y terminan contandote sus males de amores. sea como sea los mosquitos molestan, esta en su naturaleza

Garfio dijo...

Angie: el sonidito ... ¡es que sabes que está ahí! esperando ...

Dios: claro es que usted es el inventor de la naturaleza y por eso puede llegar a un acuerdo con los mosquitos, pero ¡deme una solución para humanos! Por el amor de DIOS. De todas formas intentaré lo de póker.

Bugman dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bugman dijo...

Garfio, la solución es simple: tomarse cuatro o cinco whiskys antes de ir a dormir. La primera parte de la noche uno está tan borracho que ni siente las picaduras, la segunda parte los que están totalmente beodos son los mosquitos y ni les quedan ganar de picar.

Garfio dijo...

Bugman: lo mío es el ron, pero como supongo que valdrá igual, estaré encantado de probarlo.

El vulcano antes llamado Jose Luis. dijo...

¡¡Hola Garfio!!
La naturaleza ¿sabia?, si a veces no lo parece, eso es como lo de buscar vida inteligente en otros planetas, como si en este la hubiera.....En otro orden de cosas, ya tengo blog, de momento le estoy dando forma, pero ya se puede entrar.... se llama vulcano 1974....Larga y prospera vida.

Garfio dijo...

Acabo de venir de Vulcano, Sr. Spok. Me alegro mucho. En este planeta HAY vida inteligente, lo que ocurre es que a veces no vota, no sale en TV y en muchos casos procuran ocultar su condición ante la amenaza de alguna mayoría. En cualquier caso, suscribo: Larga y Próspera Vida.

esteban lob dijo...

La solución, estimado Garfio, habría sido lanzar el despertador contra el insecto, una vez localizado aquel.
Con ello hubiera superado dos inconvenientes de una vez. Por lo menos el picador hubiera quedado inconsciente y, además, el despertador ya descompuesto no habría sonado a la hora convenida.
Toda dificultad posterior, derivada de la demora en iniciar las actividades diarias, ya correspondería a otra etapa de problemas.

Garfio dijo...

Gracias Esteban. Puede que tenga que utilizar su recurso.

~ºNyxº~ dijo...

Vamos, Garfio, YO voté! ;P

La solución con los mosquitos debe ser la misma que con los seres humanos, porque no hay mucha diferencia (en algunos casos, ninguna).

Ni bien lo escuche, entréguese completamente: úntese con mermelada, póngase pesado, dedíquele cancione de amor por alguna radio top, mándele mensajes de texto cada 10 minutos, córralo por toda la casa exponiendo sus extremidades al grito de "Ven, devórame otra veeeez!".

Verá como se aleja para siempre y le hace fama de "tipo incomible".

Garfio dijo...

Srta. Nyx: discúlpeme por expresarme equívocamente. No sostengo desde ningún punto de vista que votar sea sinónimo de falta de inteligencia. Hay gente inteligente que vota. Lo que ocurre es que también la hay que no vota, no aparece en las cifras y por eso es difícil de contabilizar.

En otro orden de cosas y respecto a su idea ¿y si no se aleja y en efecto, me devora otra vez?

Queen dijo...

TIENES RAZON aunque "la madre naturaleza"? bueno cada quien
wow del tamaño de un garbanzo jajaja

~ºNyxº~ dijo...

Bueno... mi teoría tiene su riesgo. Pero, acabemos: el mundo es de los valientes!

Garfio dijo...

Queen: bienvenida a bordo. De un garbanzo digno del mejor cocido.

Srta. Nyx: al final me va a convencer y como el bicho me haga algo ...

Alucard dijo...

Todos podemos vivir en paz. El mosquito puede vivir de nuestra sangre, arriesgándose claro a que no le guste, tenga grasas saturadas o se enferme de gripa. Eso no es lo molesto, el piquete ni siquiera lo sientes, el problema viene cuando el grano a causa de la picadura provoca comezón y tienes que morderte como coyote para aliviar la picazón.

Garfio dijo...

Ese es el tema Alucard, que sin esa comezón todo iría bien para el mosquito, para Morfeo y para mi. Con permiso del despertador.

Alucard dijo...

Algo peor sería que el mosquito se inmiscuyera en tu plática y también picara al buen Morfeo, entonces ahora cada vez que soñaras también estaría presente.

Gracias por la visita.

Garfio dijo...

Tendré que ver la forma de que Morfeo adquiera un aparatito eléctrico matabichos por si acaso.

Magda dijo...

Me he pasado horas buscando al inculpado de picaduras a granel. El más grande de los gustos es cuando lo mato de un sólo manazo, ahhh! no es la mejor de las venganzas? (éso si corro con suerte).

Luis Mirkovich dijo...

Definitivamente los mosquitos son los enemigos de la noche,ese ruido tan agudo que hacen es para enloquecer y claro,lo peor de todo es que lo hacen en medio de la noche,a unas cuantas,no muchas,horas antes de despertar. Trayendo como consecuencia un grano enorme de color rojo y unas ojeras inmensas debajo de los ojos.Yo aún tengo las marcas de unos piquetes de mosquitos en mi brazo derecho :(
Saludos

Garfio dijo...

Magda: bienvenida a bordo. La verdad es que si consigues darle caza pronto, resulta hasta catártico.

Luis: me reitero en que aquí la naturaleza se ha equivocado. No debería ser perceptible y todos seríamos más felices, mosquitos y humanos.

Angie dijo...

pue a mi no me ha picado en mi vida ni un mosquito! jejejejeje..
Bueno, mejor dicho.. nunca me ha dado reaccion la picadura, porque picarle, le pican a todo el mundo.

Anónimo dijo...

Perdon por retomar el tema ya cerrado, pero estoy en busca del remedio casero mas efectivo contra la comezon causada por esos mosquitos ke todos amamamos.

Si sabes de algo por favor hazmelo saber, mis pobres piernas sufren de varios piquetes y la comezon es... bueno, ya sabras.

Gracias.

Garfio dijo...

Querido anónimo, de cerrado nada. Aquí el que más o el que menos, segumos en batalla contra los bichitos alados. Creo que en farmacias venden unos aplicadores (no recuerdo la marca) para las picaduras. De todas formas, yo usé una vez uno de esos y olía a amoniaco. Unos amigos me dijeron que, en efecto, una gotita de amoniaco aplicada en la picadura, alivia bastante. No se lo puedo confirmar, pero por intentarlo ...

Radio La Ortiga