miércoles, 20 de junio de 2007

¿Quién manda?

Siempre se dice que un político promete muchas cosas en la campaña electoral, pero que luego cuando está “arriba” hace lo que todos. Y muchas veces se añade que “se ve que no se puede hacer de otra forma”. Curioso ¿no?

Planteo la cuestión: si el que gobierna no PUEDE cumplir sus promesas, realmente ¿quién manda?

Un político se vende en campaña, para lo que utiliza publicidad y, sobre todo, medios de comunicación. Lo que ocurre es que eso cuesta mucho dinero y ¿quién tiene el dinero? Los Bancos.

De modo que si yo tuviese dinero y quisiera invertir en poder, me compraría un banco y un grupo editorial, pero de forma que fuese una sociedad anónima con muchos socios. Eso sí: yo con capacidad de decisión.

Que el político no me gusta: le cierro el grifo financiero y lo crucifico en los medios. Si además quiero que me dure el chollo, procuraré mantenerme bien lejos de la opinión pública y me limitaré a mandar por delegación.

Esto es sólo una teoría, pero si el lector es curioso, le propongo un ejercicio: busque conexiones entre grandes bancos y medios de comunicación.


Con Dios

5 comentarios:

Angie dijo...

ya ves, los medios de comunicacíón, son el 4º poder!

Garfio dijo...

Comunicar, está claro. Pero si la función de los "medios" es sólo comunicar o informar ¿cómo son tan diferentes las noticias según qué medio las cuenta?

Angie dijo...

bueno, eso es fácil. una de las cosas más complicadas de conseguir en este mundo es ser 100% objetivo. Cada uno ve las cosas desde su punto de mira y según quiera y le convenga verlas.

Leticia dijo...

Qué vivan los periodistas como yo que no pintamos nada en este mundo y no podemos influir en nada. Haces tu trabajo mucho mas tranquila.

P.D.: las noticias son diferentes porque existe una cosa que se llama línea editorial. Entonces cada medio destaca, pone el foco, se fija o como lo quieras llamar en aquellos aspectos que le interesan, en función de sus ideas o de sus beneficios económicos. Eso no es mentir, es no decir toda la verdad, enfocar aquí o allá, no se puede contar todo, es imposible.
Es muy duro, lo se, yo tarde poco tiempo en darme cuenta pero mucho en asumir la realidad.

Un beso

Garfio dijo...

Angie: yo no lo valoro en términos de objetividad, porque si te limitas a contar lo que hay, eso no tiene vuelta de hoja. Yo creo que las cosas, todo el mundo las VE igual. El problema es cómo las CUENTA.

Leticia: no me lo tomes a mal. No critico a los periodistas. Es una de las carreras que a mi más me atrae. La cuestión tal vez es lo que tú has definido como "línea editorial". Y, por otra parte, reza la sabiduría popular que "no hay peor mentira que la mitad de la verdad". Pero insisto: no es culpa del que recibe órdenes, sino del que las da ... y en última instancia ¿quién las da?

Radio La Ortiga