sábado, 19 de mayo de 2007

Flipada nº 2

Voy por la calle y me encuentro con un montón de gente hablando por el móvil. Entro en un restaurante o bar y veo a un montón de clientes hablando por el móvil. Vaya a donde vaya … gente colgada del móvil. No suelo ir a la iglesia si no es por compromiso-obligación, lo confieso (qué frase más rara me ha salido), pero las últimas veces que he ido: gente saliéndose de la misa porque sonaba el móvil. En el cine … igual.

Móviles con cámaras, grabación de audio, vídeo, mp3, mpeg. Móviles para navegar por Internet, para hacer vídeo llamada, vídeo conferencia, vídeo lo que sea.

¿Cómo ha llegado la humanidad hasta aquí? Quiero decir que tantos siglos sin móviles tienen que haber sido insoportables. Yo mismo, crecí sin móvil (sin “teléfono móvil”) y de pronto estoy aquí y no sé cómo era mi pasado sin móvil. Tengo una imagen borrosa y vaga de esa época de tinieblas en la que no podía comunicarme con la gente cada cinco minutos (con lo que duele eso), en la que no podía hacer “llamadas perdidas”, en la que no podía enviar SMS …

Recuerdo que había unos extraños iconos que alguna gente coleccionaba y que servían para mandar algo parecido a los SMS … a ver, a ver … SELLOS, eran sellos. ¡Qué barbaridad! ¡Cuánto tiempo!

Había que chuparlos. ¡Qué asco!

Disculpen, tengo que dejarles porque me han hecho una llamada perdida para que yo a mi vez le mande a un amigo un SMS recordándole que envíe un MMS a su vecina para que ella, a su vez llame a quien me ha dado el “toque” y así confirmar lo que hemos acordado hace un cuarto de hora: quedar dentro de cinco minutos en el bar de abajo.

Con Dios

6 comentarios:

aroblog dijo...

Jajaja muy bueno tu post. Se me ha hecho cortísimo. Gracias por dejar un mensaje a mi blog, porque gracias a él he descubierto las maravillas que escribes. Me pasaré por aquí y leere cada post... Lo del móvil me ha encantado, yo estoy igual que tú con el telefonito de los webs! es increible lo que hace el aparatito, eh? jajaja. Besos :D

Garfio dijo...

Un saludo aroblog. A mi también me ha gustado el tuyo y seguiré por ahí más veces.

Angie dijo...

Qué lejano queda ya aquello de "No,no está en casa; ha salido. Hasta las 20.30 no volverá a casa; llámala a partir de esa hora". Tan lejano que hoy, nos parece casi inconcebible no poder localizar a alguien si no está en casa. Auqnue bueno, aun hay algunas personas (pocas, muy pocas) que se resisten a comprarse un móvil.

Garfio dijo...

Angie: la cuestión digo yo, no es no comprarse el móvil, sino no hacer del móvil tu instrumento imprescindible. ¡Estamos hablando de un teléfono caramba! (al menos en origen)

Patri dijo...

Yo fui una de las que en su momento dijo... "¿Para qué quiero yo un móvil?"

Ahora no podría vivir sin él... ¬_¬

Besotessssssssssssssssssss

MonikaMDQ dijo...

Amigo Garfio...
Exelente post, me encantó. Cuánta verdad. Es como la vida misma que publiqué en mi post de hoy, sin haberte leído estas primeras entradas tuyas.
Vivimos asi, me pregunto ¿hasta dónde llegaremos? tanta tecnología, tanto avance y descubrimiento...
¿realmente nos hace bien? yo creo que no siempre. Por ejemplo esta semana he leíddo del experimento con los gatos fluorescentes, antes hecho con cerdos, puff...
Que mundo.
Pues lo dicho, exelente post!
besotes

Radio La Ortiga